“¡Si no hay solución, habrá Revolución!”
Fidel Samaniego
El Universal
Miércoles 25 de noviembre de 2009

Todo ocurrió en unos cuantos segundos. Tiempo intenso en el que la paranoia se enseñoreó en el Palacio Legislativo. Todas las puertas del edificio principal fueron cerradas. Mujeres uniformadas corrieron por uno de los pasillos para luego tomar posición en las escalinatas. En el vestíbulo principal, una valla de policías federales con sus cascos, escudos, toletes y rifles de gases lacrimógenos.