Nerviosos, los trabajadores de LFC esperaban el fallo; adivinaron al ver el rostro de sus abogados


La juez Coutiño recordará que “para ser ministra tuvo que ofender a los electricistas”



En menos de tres horas pasaron del desánimo al arrojo y decidieron continuar la lucha

FABIOLA MARTINEZ
Luego de toparse con el rechazo de legisladores y de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en su lucha por que se declarara inconstitucional el decreto por el que se desapareció Luz y Fuerza del Centro (LFC), tenían puestas todas sus expectativas en la juez de distrito Guillermina Coutiño Mata –nombre que ya se saben de memoria–, quien ayer aparecía como protagonista de un mensaje de afecto en la manta colgada en las escalinatas del Palacio de Justicia Federal.