Sindicatos amagan con protesta radical

Dirigentes de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) acordaron radicalizar las protestas para pedir un cambio de rumbo a la política económica y social, así como manifestarse en contra del incremento de precios.

Lo anterior comenzara, dijeron, con la megamarcha del viernes 29 de enero, del Ángel de la Independencia al Zócalo, en la que calculan que participarán unas 100 mil personas.

En el marco de la reunión plenaria de esta agrupación, que concentra a más de 200 organizaciones sindicales y campesinas, dirigentes como Agustín Rodríguez, del STUNAM, y Francisco Hernández, del sindicato de telefonistas, estuvieron de acuerdo en realizar acciones que vayan más allá de la marcha, pues sólo con este acto no se tendrán resultados, dicen.

Entrevistados por separado, Agustín Rodríguez y Francisco Hernández, presidentes colegiados de la UNT, se pronunciaron porque se apoye las demandas del Sindicato Mexicanos de Electricistas, pero “no se sumarán a todo lo que se le ocurra”.

Rodríguez Fuentes insistió que para que la administración de Felipe Calderón escuche “se tiene que elevar las acciones, se debe hacer un plan de acción nacional que pudiera ir en hacer paros escalonados, con situaciones que no tengan un efecto que obligue al gobierno a voltear a las protestas que están realizando los sindicatos y sus trabajadores”.

Los integrantes de la UNT dijeron estar listos para rechazar por todos los medios la reforma laboral que pretende realizar la administración federal sin importar que no haya consensos.

Hernández reiteró que en la gran marcha, se mostrará la inconformidad social que existe contra el actual régimen.

“Sí, somos un grupo que se ha ido consolidando, hemos avanzado de manera importante en estas alianzas con el movimiento, con las organizaciones campesinas y sociales”, dijo.

Insistió en que se espera la participación de más de 100 mil personas, y que en los estados habrá protestas para exigir control de precios y aumento salarial.