Ciudad Perdida
Inundaciones sin responsables
Los apagones afectaron el sistema de bombeo

Todo nos haría pensar, a partir de la información oficial, y sin hacerlo con mala fe, que las inundaciones que sufrieron miles de habitantes de cuando menos tres delegaciones de esta capital son, simplemente, designio divino, y nadie –pese a las acusaciones de un lado y de otro– es responsable de la desgracia a nivel gubernamental, ya sea federal o estatal.

No obstante, hace falta, para la tranquilidad de la gente que habita el DF, principalmente en las zonas de los Arenales, en Venustiano Carranza, o de Iztapalapa, una explicación que dé idea de lo que sucedió la semana pasada.

Queda claro que el agua que recibió la ciudad no es ni con mucho lo acostumbrado, que por ser época de estiaje se efectuaban trabajos en el emisor central del drenaje que hace posible el desalojo de las aguas negras y pluviales de la ciudad, que la cantidad de basura acumulada en las atarjeas impidió el fluir de las aguas hacia el mismo drenaje, pero no obstante todo ello, queda en todos la pregunta: ¿qué pasó?