Congreso del estado pide a Calderón que cese represión contra SME
Por Lucero Hernández García

jueves, 25 de febrero de 2010

El Congreso del estado emitió un exhortó al presidente Felipe Calderón Hinojosa, para que cese la represión en contra de los integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

El punto de acuerdo fue avalado en la sesión plenaria de este jueves por la mayoría legislativa del PRI, PT, PRD y Convergencia, a pesar de la negativa de la fracción parlamentaria del PAN.

La propuesta fue presentada por el diputado petista, José Manuel Benigno Pérez Vega, en respuesta de las agresiones suscitadas en los últimos días en contra de integrantes del SME, y que incluso se reflejaron en la aprehensión del subsecretario de la División Necaxa, Domingo Aguilar Vázquez, quien para su liberación tuvo que pagar una fianza.

El tema generó un ríspido debate entre las representaciones de los grupos parlamentarios. Mientras que por un lado se sumaron las voluntades de las fracciones del PRI, PT, PRD y Convergencia, el PAN mantuvo se negativa durante todo el proceso.

Con 32 votos a favor y ocho en contra, se avaló el punto de acuerdo del diputado petista, con lo que en próximos días se gestionará el trámite correspondiente al gobierno federal, específicamente al Ejecutivo, quien tendrá que responder a los hechos de violencia suscitados.

En el marco de la discusión legislativa, un grupo de manifestantes integrantes del SME hicieron presencia en el recinto, donde insistentemente interrumpieron la sesión pública para calificar a los diputados del PAN de traidores de la patria, vendidos y corruptos, situación que provocó el enojo del diputado Manuel Janeiro Fernández.


Nuevo Necaxa: pueblo fantasma

Al término de la aprobación del punto de acuerdo, los militantes del SME revelaron las actuales condiciones que se presentan en el municipio de Nuevo Necaxa, desde el decreto oficial de extinción de la empresa Luz y Fuerza del Centro.

En entrevista, Miguel Márquez Ríos, prosecretario de Divisiones del SME, del Comité Central Nacional, acusó al gobierno federal de buscar acabar con los sindicatos y contratos colectivos de trabajo, pese a ser un derecho laboral, por lo que lamentó la situación por la que atraviesa el municipio de Nuevo Necaxa.

Advirtió que las actuales condiciones de este municipio poblano son deprimentes, por lo que negó que vayan a cesar sus marchas y manifestaciones, "eso nos da coraje y nos da orgullo para defender a nuestra gente", expuso.

Recordó que Nuevo Necaxa fungió como la cuna de la industria eléctrica en el país, sin embargo, las decisiones del gobierno federal han acabado con este privilegio, enfatizó Márquez Ríos.

Finalmente, calificó como una mentira las declaraciones del gobierno federal, en torno a que los ex trabajadores de LFC se hayan negado a ingresar a las filas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ya que expuso que los trabajos que se ofertan no tienen nada que ver con la labor realizada en la extinta Luz y Fuerza del Centro.

Aunado a ello, indicó que los trabajadores que han aceptado su ingreso a la CFE carecen de garantías individuales y prestaciones.

Fuente: e-consulta