"Lunes negro"para usuarios de CFE

Ayer fue lunes negro para los usuarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), desde temprana hora suspendieron todos sus servicios, falló el sistema y “cefemáticos”, a lo que se sumó el airado reclamo de los usuarios por la falta de medidores para nuevos contratos; en tanto el recibo les llega basado en un “cálculo” superficial, aunque en muchos de los casos no cuentan con el suministro y deben pagar el “consumo fantasma” puntualmente.

Los contratos de luz tipo 110 y 220 se efectúan, pero en lugar de medidor la misma paraestatal autoriza al cliente un “diablito oficial”, de los prohibidos por ley para otorgar la energía.

Mientras abastecen los dispositivos para medir el consumo de electricidad, la empresa de Gobierno se cobra a lo “chino” en los recibos y aplica el pago por medio de una “encuesta” donde se pregunta a la población el equipo eléctrico con que cuenta y se toma como referencia para el costo del recibo.

Una de las usuarias inconformes, Tania Rivera Bustos, salió molesta de las oficinas de la CFE y comentó que desde hace dos meses pagó el contrato de luz, sin que hasta la fecha se lo instalen.

“Tengo más de 60 días que pagué y no me la ponen, estoy en la casa de mi hija porque no tengo luz, no tienen para cuando vayan a conectarla y nada más me traen dando vueltas”, manifestó.

En el recorrido hecho por El Diario en las instalaciones de la Comisión, se encontraron los cajeros automáticos fuera de servicio, lo mismo que el despachador electrónico de turnos.

Durante la mañana también fallaron las cajas donde se efectúan los pagos. Una de las guardias dijo desconocer el tiempo en que repararían el desperfecto.

“No sabemos cuándo vayan a reanudar el servicio, así estamos desde en la mañana y no sabemos la causa”, relató unas de las empleadas de la caja.

Mientras tanto, decenas de usuarios se quejaron del mal servicio de la CFE, que sin demora alguna en caso de no realizar el pago del recibo corta el servicio.

Personal de la paraestatal confirmó que existe desabasto de medidores desde hace varios meses y que desconocen la fecha en que lleguen a la Ciudad.

Finalmente, el superintendente de la Comisión, Gabriel Navarrete Navarro, permaneció en reunión el lunes y no fue posible realizar una entrevista para conocer la situación que imperó ayer.