Apenas 1.25% de ex trabajadores de LFC labora en instancias creadas por el gobierno
En 29 franquicias están ocupados 175 y 350, en tres cooperativas que prestan servicio a CFE
Economía pagará a la Universidad Icel un millón 300 mil pesos para capacitar a mil

A seis meses de que el Ejecutivo federal decretó la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC), apenas 1.25 por ciento de 42 mil trabajadores del organismo laboran en las franquicias o cooperativas impulsadas por el gobierno federal, según cifras de la Secretaría de Economía (SE).

Hasta el momento, la dependencia ha destinado 14 millones de pesos para tales “alternativas de empleo y negocio”, como las llamó Miguel Marón Manzur, subsecretario para la Pequeña y Mediana Empresa de la SE, pero sólo laboran en ellas 525 ex trabajadores de LFC.

En conferencia de prensa, el funcionario precisó que se crearon 29 franquicias que emplean a 175 ex trabajadores de LFC, mientras otros 350 laboran en tres cooperativas que prestan servicios a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aun cuando dijo que entre 60 y 70 por ciento de quienes estaba contratados ya pidieron su liquidación.

Ahora, la SE pretende que otros mil ex trabajadores sean contratados en un centro de atención telefónica que se encargará de atender las quejas contra la CFE por apagones y fallas en el suministro de energía eléctrica.

El subsecretario informó que la SE pagará un millón 300 mil pesos a la Universidad Icel para que capacite, certifique y contrate a ese millar de trabajadores.

“Iniciamos la capacitación para la contratación de mil ex trabajadores que desarrollarán nuevas habilidades para prestar servicios relacionados con tecnologías de la información…Queremos fortalecer sus competencias a fin de facilitar su reinserción al sector laboral”, precisó Marón Manzur.

Mencionó que las tres cooperativas de ex trabajadores han realizado ventas por 43 millones de pesos por servicios de proveeduría a CFE, pero se prevé que se incrementarán a más de 700 porque trabajarán con otras dependencias federales. Además dijo que en breve se abrirán otras 50 franquicias, también con apoyo de la SE. Para el nuevo proyecto de centro de atención telefónica, explicó, se pretende que la Universidad Icel capacite a mil ex trabajadores durante 108 horas (cinco horas y media por día), mediante una beca individual de mil 300 pesos que pagará la SE.

“Una vez que concluyan y aprueben el curso, todos los trabajadores podrán incorporarse al centro de atención telefónica que maneja esta universidad. Ya tienen garantizados en ese proceso mil puestos de trabajo para ellos y depende de su esfuerzo para que sean ocupados”, indicó Marón Manzur. Incluso si algún trabajador no aprueba la certificación, tendrá una segunda oportunidad para hacerlo.

Según Jorge Nacer Gobera, presidente del Patronato de la Universidad Icel, “un operador de centro de atención telefónica no sólo responde las llamadas de los clientes, sino que tiene la capacidad de asesorar y atender cualquier inquietud que le planteen para lograr su satisfacción y mantener su fidelidad”, pero no informó cuánto ganarán los trabajadores que sean contratados.