CFE da contrato con anomalías, acusan
Firma ganadora no cumplió licitación, denuncian empresas que concursaron

Comisión Federal de Electricidad (CFE) otorgó un contrato por 280 millones de pesos para transportar combustible en 130 autotanques de varios centros de suministro de Pemex hacia la Termoeléctrica Villa de Reyes en San Luis Potosí, plagado de inconsistencias y falta de claridad en el proceso de adjudicación.

De acuerdo con dos de los tres grupos que participaron en el proceso, el consorcio ganador conformado por Transportes JSV, Coordinadora y Comercializadora de Carga Terrestre, Transportes Hernie y Especialíquidos incumplió con las bases de licitación, al menos en tres condiciones técnicas:

Declaró que sus equipos contaban con especificaciones técnicas (quemadores para el transporte de combustóleo), lo cual era falso en más de 30 equipos, ya que estos, según consta en los registros de control de autotanques de Pemex Refinación, prestan el servicio para el transporte de refinados (al servicio exclusivo de Pemex Refinación) y sólo les hicieron a los transportes adecuaciones “sobrepuestas”.

Las firma registró de forma ilegal camiones que forman parte de otro contrato con Pemex Refinación, el cual le impide dar servicio a otra empresa, en este caso CFE, según la cláusula 23 Punto 13 del Convenio de Transporte firmado entre empresas transportistas y Pemex Refinación.

Por si eso fuera poco, las bases establecían un máximo de antigüedad de las unidades de 3 años y la empresa registro unidades modelo 2006, a pesar de que la fecha de inicio del contrato estaba pactada para enero de 2010, por lo ya habían rebasado la antigüedad permitida.

Los grupos de empresas informaron a la Secretaría de la Función Pública de todos estos hechos y aún así, el contrato fue adjudicado a la alianza que encabeza Transportes JSV.

También denunciaron que Luis Carlos Cao Romero, subgerente regional de Energéticos de Occidente de CFE, modificó el contenido de las bases de licitación, concretamente en lo referente a especificaciones técnicas para que el grupo pudiera recibir el contrato, lo que no está permitido por la Ley de Adquisiciones, Arrendamiento y Servicios del Sector Público.

Los cambios se centran fundamentalmente en que los licitantes podrían ofertar tractocamiones modelo 2006, cuando inicialmente se exigieron modelos 2007; otra modificación fue que sólo los operarios de la alianza ganadora deberían presentar cartas de no antecedentes penales, cuando originalmente se solicito a todos los participantes.

Asimismo, se cuestionó la inspección física de CFE a una muestra de flotilla de las tres alianzas, ya que JSV, Hernie y Especialíquidos, presentó más de 30 equipos de refinado con adecuaciones sobrepuestas para cubrir lo solicitado en las bases, sin considerar que no presentó el equipo completo y la inspección se hizo en los talleres.

Se consultó a la CFE para tener su opinión sobre el tema, sin embargo no se obtuvo respuesta.