Corte acepta revisar amparo del SME
Los ministros de la Segunda Sala de la Corte intentarán resolver el recurso que promovieron los electricistas para tratar de revertir la negativa de ampararlos

La Suprema Corte de Justicia de la Nación decidió hacerse cargo de la revisión del juicio de amparo que promovió el Sindicato de Mexicano de Electricistas (SME) en contra del decreto que emitió el presidente Felipe Calderón, el 10 de octubre de 2009, para extinguir a la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

A petición del procurador General de la República, Arturo Chávez Chávez, los ministros de la Segunda Sala de la Corte acordaron resolver el recurso que promovieron los electricistas para tratar de revertir la sentencia de la juez Guillermina Coutiño Mata, quien en primera instancia se negó a ampararlos.

Pero por cuestiones meramente técnicas, el máximo tribunal del país no utilizó su facultad de atracción sino que reasumió la competencia para revisar este tipo de juicios, lo que le permitirá emitir una decisión definitiva en torno a este asunto.

Desde el 11 de diciembre de 2009 la titular del Juzgado Primero de Distrito del Centro Auxiliar de la Primera Región resolvió no amparar al SME, por considerar que el decreto que emitió el presidente Calderón no viola ninguna disposición constitucional.

En su sentencia la juez Coutiño explicó que "al ponderar los derechos constitucionales que defienden los quejosos frente a los intereses colectivos, como son la prestación de un servicio público de un área prioritaria para la economía y desarrollo nacional, se arribó a la conclusión de que los primeros por referirse a derechos individuales deben ceder frente a los derechos de la Nación en su conjunto".

"Sobre todo -agregó- que en el propio Decreto en la medida necesaria para salvaguardar la debida prestación del servicio público de energía eléctrica, se garantizan los derechos de los trabajadores derivados del tiempo que prestaron su servicio a dicho organismo".

Inconformes con esta decisión los electricistas promovieron un recurso de revisión que originalmente le tocaba resolver a un tribunal colegiado, y que ahora atenderá la Corte.