Ningún juzgado de la capital ha ordenado mi captura: Esparza
Miles de electricistas marcharon ayer para exigir “cese de la represión”
Versión de que me detendrán, guerra sicológica contra el SME, señala

Martín Esparza, líder del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), aseguró que hasta ayer por la tarde no había ninguna orden de aprehensión en su contra en los juzgados del Distrito Federal. Adjudicó las advertencias acerca de su posible detención (producto de una supuesta solicitud de la Procuraduría General de la República –PGR) a “la guerra sicológica” del gobierno federal para intimidar a los electricistas.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informó que hasta el momento ningún juez del fuero común le ha solicitado ubicar y aprehender al dirigente.

Tras una revisión general en tribunales de la capital del país, los abogados de Esparza le aseguraron que no hay orden de aprehensión contra él o alguno de los 25 integrantes del comité central del SME. No obstante –dijo el dirigente–, ya solicitaron el amparo ante cualquier intento de abuso de autoridad. “Lo tengo en mi poder (el amparo), lo andamos cargando”, dijo en entrevista durante la denominada Marcha por la Paz para exigir el “cese de la represión” por parte de las fuerzas federales, que desde el 16 de marzo han agredido a integrantes del sindicato.

Presunta solicitud de la PGR

La presunta solicitud de la PGR a un juez del Distrito Federal para detener a Esparza tiene que ver con una demanda de Alejandro Muñoz, ex tesorero del SME, acerca de la falsificación de documentos (una factura). El dirigente aseguró que la investigación ya concluyó y el asunto se envió a la reserva.

Otros integrantes del comité central del gremio también llevan su respectivo amparo bajo el brazo. Hay otro asunto que también se halla en “reserva” por la supuesta falsificación de firma de Muñoz en una carta enviada al presidente Felipe Calderón.

En tanto, integrantes del SME informaron que existen 12 grupos de demandantes ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. Diez de ellos piden el pago de sumas pendientes (desde vacaciones hasta la propia liquidación como ex empleados de Luz y Fuerza del Centro –LFC); otro exige ser contratado en la Comisión Federal de Electricidad, de acuerdo con la figura de patrón sustituto, y otro, para promover la derogación del decreto de extinción de la empresa.

Los trabajadores consultados señalaron que por todas estas demandas (la mayoría colectivas), adicionales a la solicitud de amparo que revisa ya la Suprema Corte de Justicia de la Nación (mecanismo con base en el cual Esparza y sus seguidores buscan echar atrás el decreto presidencial que extinguió LFC) tendrán audiencia en los primeros días de abril.

El recorrido sabatino empezó al mediodía en el Ángel de la Independencia. Vestidos de blanco, varios miles de electricistas y sus familias caminaron por Paseo de la Reforma hasta el Hemiciclo a Juárez. Esparza llevaba –además de su amparo– un letrero en el pecho con la consigna: “No a la represión en Juandhó”, municipio de donde es originario. De acuerdo con su testimonio, policías federales han ingresado a los domicilios de los trabajadores, los han intimidado, torturado y los han encañonado enfrente de sus familias.

“Esto es terror, intimidación. Tienen (el gobierno federal) los expedientes de los trabajadores, donde aparecen sus domicilios, hasta donde llegan en vehículos sin placas para agredir, como hacían los nazis o la dictadura de Chile”.

Durante el mitin en el Hemiciclo a Juárez, Esparza señaló que los diputados deben llamar a comparecer a la secretaria de Energía y al director del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, encargado de la extinción de LFC, “ante el saqueo” en las instalaciones de ese organismo.

También dijo a sus compañeros que “está cerca, muy cerca el triunfo del SME”, y los instó a no bajar la guardia en la defensa de su fuente de empleo, el contrato colectivo con LFC, las prestaciones y los derechos, como la jubilación en esa empresa encargada –hasta el pasado 11 de octubre– del suministro de energía eléctrica en la zona central del país.

“Hay suficientes razones para estar de pie. ¿Qué queremos? ¿Liquidación o jubilación? ¿Empleo digno o de contratistas, por honorarios? Levantemos el ánimo, compañeros, ni un paso atrás”, expresó.

La PGR no ha determinado si dejará que el caso contra Martín Esparza sea llevado por jueces del fuero común o si promueve un recurso de revisión ante un tribunal para que el Poder Judicial Federal decida si es viable que se libre una orden de captura contra del líder del SME por uso de documento falso.

El Ministerio Público Federal consignó la averiguación previa iniciada por la denuncia que presentó Alejandro Muñoz contra Esparza. Sin embargo, el juzgado octavo de distrito determinó que no libraría orden de aprehensión por considerar que el caso correspondía a un juez del fuero común, por ser un presunto delito no grave, por lo que en caso de que se le iniciara proceso penal podría enfrentarlo en libertad.