PF 'levanta' 4 hrs a dos electricistas del SME en Puebla
Los obligó a subir a una patrulla y los soltó a cambio de que sus compañeros liberaran accesos de instalaciones de Luz y Fuerza bloqueados desde el martes.

Nuevo Necaxa, Pue. Elementos de la Policía Federal (PF) “retuvieron”, por espacio de cuatro horas, a tres líderes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) en la división Nuevo Necaxa para obligar a los trabajadores de Luz y Fuerza del Centro (LFC) a retirar las barricadas que mantienen en los 17 accesos a las instalaciones de la paraestatal desde el martes pasado, las cuales fueron colocadas como parte de las acciones de la huelga político-nacional, informaron electricistas.

La madrugada de este sábado, Miguel Márquez Ríos, prosecretario de Divisiones del comité central del SME, y Juan Carlos Sampayo, subsecretario del Interior de la división Nuevo Necaxa del SME, fueron obligados a subir a las camionetas de la PF marcadas con la matrícula 10693 y 10570, mientras ellos se encontraban en la guardia nocturna instalada en la subestación eléctrica conocida como “La Mesa”, ubicada en la entrada a la localidad de Necaxa en el municipio de Juan Galindo, en la Sierra Norte de Puebla.

Según fuentes extraoficiales, los uniformados también “levantaron” a otro sindicalizado; sin embargo, hasta el momento no se ha confirmado.

De acuerdo con los electricistas, los policías federales tomaron por sorpresa a los dos líderes sindicales con la intención de generar temor entre los empleados de LFC en esta región, quienes se han negado a retirar los campamentos de huelga instalados en los 17 accesos a la paraestatal, tal como lo ordenó la tarde del jueves el comité central del gremio.

Por espacio de cuatro horas, los electricistas fueron emplazados por los policías federales para retirar las barricadas y cercas de las entradas y salidas de las instalaciones de LFC para “regresar a las condiciones en las que se vivía antes de la huelga nacional”, cuando los uniformados podían acceder con libertad a los centros de trabajo de LFC.

Una vez que los integrantes del SME de Nuevo Necaxa retiraron los escombros y objetos pesados –que impidieron durante 72 horas que los elementos de la PF llevaran personalmente comida y artículos personales a los uniformados que se encontraban en el interior de las subestaciones eléctricas– los policías federales liberaron a los dos líderes del SME, levantados alrededor de las 23:30 horas del viernes.

Durante las primeras horas de este sábado, la tensión aumentó entre los pobladores de Nuevo Necaxa y los policías federales, debido al temor de un nuevo enfrentamiento e incursión en las instalaciones de LFC.

Sin embargo, los electricistas aseguraron que no desistirán en la lucha social, iniciada el pasado 16 de marzo, que entre otras cosas exige la reinstalación inmediata en sus puestos de trabajo y el pago de los salarios caídos desde el 10 de octubre pasado, cuando el gobierno federal decretó la extinción de la paraestatal en el país.