Revienta el SME venta de garaje de servicios que prestaba Luz y Fuerza
Irrumpe en acto donde CFE ofrecía a extranjeros oportunidad de negocio
Pregunta Esparza cuándo cambiaron la Constitución sin avisar al pueblo



Trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) reventaron ayer por la mañana una sesión-desayuno encabezada por el subdirector de distribución de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), José Abel Valdez, con representantes de trasnacionales como ABB, 3M, Eurogroup y Halston, a quienes les estaban presentando las “oportunidades de negocios” en la zona que atendía Luz y Fuerza del Centro (LFC), y en la que, según se les dijo, tienen las puertas abiertas para operar.

La reunión empezó muy temprano. La representación de la CFE ofreció a los empresarios la oportunidad de participar en obras, proyectos de infraestructura, conexiones pendientes y nuevas, así como en la atención de fallas actuales. Todo en la zona centro del país.


Sin obstáculos y de sorpresa

La presentación del subdirector de distribución de la CFE fue apoyada por los gerentes de la división de distribución del valle de México, Jesús Eliseo Ramos, y el subgerente de Planeación, coordinación y Distribución, Guillermo Arizmendi. Sin embargo, llegó al acto el dirigente del SME, Martín Esparza, quien sin ninguna dificultad ingresó al salón donde se realizaba la plática; incluso, estuvo presente durante la explicación dada por el funcionario de la CFE a los extranjeros.

Sólo esperó unos minutos para cuestionar la ilegalidad del ofrecimiento de negocio acerca del servicio de energía eléctrica a los empresarios. Levantando la voz, preguntó cuándo cambiaron la Constitución sin enterar al pueblo, para abrir de par en par las puertas a la participación privada en la prestación de este servicio reservado para el sector público, y dónde están las bases aprobadas para la adjudicación de contratos.

Luego de dichos cuestionamientos, los trabajadores que acompañaban a Esparza ingresaron al salón a protestar por la “venta de garaje” que estaba haciendo la CFE con su “materia de trabajo”, mientras los atónitos participantes se levantaban de sus asientos y los organizadores del acto tomaban el micrófono para señalar que “no hay condiciones para seguir realizando este foro”.

Afuera del salón, un cartel anunciaba la “sesión-desayuno de intercambio empresarial sobre el panorama general de las necesidades de suministro y áreas de oportunidad para los contratistas de la zona centro del país, organizado por la Asociación Mexicana de Empresas del Ramo de Instalaciones para la Construcción, AC, y la Comisión Federal de Electricidad”.

Según Esparza Flores, en el salón también había trabajadores liquidados de LFC, pertenecientes al grupo que encabeza Alejandro Muñoz, quienes asistieron en representación de las cinco empresas que obtuvieron contratos de la Comisión Federal de Electricidad.