Urge desarrollar más recursos humanos en el sector de energía

Alrededor de 25 por ciento del personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se encuentra próximo a finalizar su carrera profesional, pues son mayores de 50 años de edad, por lo que uno de los principales desafíos que enfrenta el sector energético en el país es sustituir y desarrollar suficientes recursos humanos, revelan informes de la Secretaría de Energía (Sener).

Esta misma situación se observa en el Instituto de Investigaciones Eléctricas, el Instituto Mexicano del Petróleo y, de manera acentuada, en el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares.

En contraste, organismos desconcentrados como la Comisión Reguladora de Energía, la Comisión Nacional de Hidrocarburos, la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias y la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía tienen un número significativamente menor de empleados y no muestran alta concentración de personas mayores a 50 años. La Sener considera que el principal reto de estos organismos es atraer y retener el capital humano especializado.

De acuerdo con el diagnóstico sobre la distribución de personal por edad, contenido en la Estrategia Nacional de Energía, se indica que de los 159 mil 592 trabajadores vigentes en la nómina de Pemex, unos 39 mil 898 tienen entre 50 años de edad o más. Otros 55 mil 857 empleados, que representan 35 por ciento del personal, tiene entre 40 y 50 años de edad, y los restantes 63 mil 837 trabajadores, es decir, 40 por ciento, tiene menos de 40 años de edad.

Se desintegraron cuadros técnicos

En Pemex, para darle cabida a trabajadores de las empresas contratistas privadas que han desplazado a los trabajadores de la paraestatal, se ha realizado una estrategia de jubilaciones y retiros voluntarios adelantados, lo que propició la desintegración de los principales cuadros técnicos capacitados, quienes ahora laboran en otras empresas petroleras internacionales.

En México existe gran déficit de ingenieros en todas las áreas, lo que ha provocado que muchos de los proyectos de infraestructura productiva presenten cuellos de botella ante la ausencia de cuadros capacitados, revelan análisis laborales privados.

En la CFE de los 58 mil 957 trabajadores que conforman su platilla, 23 por ciento, es decir, 13 mil 560, superan los 50 años. Otros 22 mil 403 empleados, 38 por ciento, tienen entre 40 y 50 años, y el restante 39 por ciento, unos 22 mil 993 trabajadores, son menores a 40 años.