El SME ante la SCJN, una cita con la historia
Escrito por Roberto Mendoza Delgado*

Hoy día, en México, -y desde siempre-, para el ciudadano común, sabemos que la justicia le está negada de oficio, la justicia es para quien puede pagar un abogado medianamente competente. La procuración y la administración de justicia en el Estado mexicano resulta mera falacia, en el mismo sólo impera el tráfico de influencias, el amiguismo y la corrupción. Ante tal circunstancia los ciudadanos son los menos favorecidos.

Los vicios existentes en las instituciones dedicadas y obligadas a procurar y administrar justicia han motivado a la gente se han creado comités de difusión de las verdaderas situaciones que ocurren alrededor de los ofendidos y las causas que los obligan manifestarse de manera pública, como de nueva cuenta lo haremos este primero de mayo, fecha que desde las 9 de la mañana las y los trabajadores se dieron cita en las afueras del seguro social de Plan de Ayala.

En días recientes, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), tuvo a bien atraer a su jurisdicción el conflicto del Decreto de extinción de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

Esta decisión no resulta por magnanimidad, más bien por displicencia de la corte; es resultado de una lucha constante que ha librado el Sindicato Mexicano de Electricistas en todos los ámbitos, sean políticos, laborales, económicos, sociales, etcétera. Es decir, hizo público el descontento social y sobre todo la ilegalidad con que se conduce el gobierno federal al decretar la extinción de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

En esta ocasión la SCJN tiene la oportunidad histórica de revindicar dicha institución, tiene en sus manos la resolución de uno de los casos más emblemáticos del presente siglo, tiene la oportunidad de recobrar la confianza de la gente en su sistema de justicia, tiene, por vez única la oportunidad de demostrar la contundencia de sus decisiones, no como anteriormente se venía sucediendo, no como en estos tres casos que resolvió anteriormente:

1.- Caso Aguas Blancas.- Campesinos de Coyuca de Benítez (Guerrero) fueron asesinados, según la SCJN el responsable directo de dicha matanza fue Rubén Figueroa Alcocer, Gobernador del estado en ese momento. El responsable se encuentra libre y no enfrenta ningún proceso judicial por los mismos hechos.

2.- La periodista Lydia Cacho fue victima de los abusos de la policía del estado de Puebla, por órdenes directas de gobernador de ese estado, Mario Marin, la misma fue objeto de privación ilegal de la libertad, entre otros delitos y fue trasladada hasta el Distrito Federal sin ninguna orden o mandato judicial expreso. El gobernador no se sujeto a ningún tipo de investigación.

3.- El caso de la Guardería ABC de Hermosillo Sonora, decenas de niños muertos, existen también responsables directos de dicho acontecimiento: El ex gobernador Eduardo Bours y el exdirector del IMSS Juan Molinar Horcasitas, actualmente premiado con una secretaria de estado. Ambos se encuentran libres sin sujeción a proceso.

Sólo en estos 3 casos, la SCJN demuestra la capacidad y decisión de perseguir y castigar a los responsables de los más visibles agravios causados a la sociedad mexicana.

Ante tal situación, la espera de resultados favorables a las victimas resulta verdaderamente ociosa; el Sindicato Mexicano de Electricistas permanece en espera de la resolución final de la SCJN, sabe de antemano que la SCJN no ofrece ni resulta referente de justicia, responderá según dicten sus intereses, su dependencia del poder ejecutivo o de intereses extraños al pueblo de México.

Pero también espera un fallo a su favor, un fallo que haga renacer la esperanza es esta institución y que brinde seguridad a los demás sindicatos, organizaciones y ciudadanos.

Esperan también la dirección que tome la corte, las dos indígenas de Querétaro, detenidas injustamente por supuestamente secuestrar a agentes de la AFI, también esperan los campesinos de Atenco, encarcelados bajo cargos inventados, y un montón de personas agraviadas a las cuales no se les ha brindado una resolución satisfactoria a sus demandas de justicia.

Esperemos a saber si la corte opta por su reivindicación ante los ciudadanos y pueblo de México y concede la razón que le asiste al Sindicato Mexicano de Electricistas o termina por tocar fondo y cede ante los intereses privatizadores del gobierno neoliberal que tanto daño esta haciendo a nuestro país.

*Integrante de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos.