Iniciará el SME huelga de hambre en el Zócalo
Acuerdan participación masiva en el ayuno; la decisión, ante la cerrazón del gobierno, dice Esparza
Intenta sensibilizar a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación

Los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) acordaron ayer en asamblea realizar una “huelga de hambre masiva” en el Zócalo de esta ciudad, la cual iniciarán en los próximos días luego de que esté lista la logística para esta protesta extrema.

En el ayuno participarán tanto hombres como mujeres despedidos luego del decreto de extinción de la paraestatal Luz y Fuerza del Centro (LFC) que ordenó el gobierno de Felipe Calderón.

En la asamblea realizada en la sede del SME, los trabajadores acordaron llevar a cabo en los próximos días diversas movilizaciones y plantones para demandar que el gobierno federal les devuelva sus empleos y los reinstale en sus centros de trabajo.

Sin embargo, el principal acuerdo fue la realización de una huelga de hambre múltiple en la que participarán cientos de trabajadores electricistas. Sería una “huelga masiva”, dijo Martín Esparza, dirigente de este sindicato, y apuntó que primero se resolverá la logística antes de iniciar el ayuno.

El acuerdo tomado es que la protesta se llevará a cabo en el Zócalo, ya que tiene como finalidad sensibilizar a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que al resolver la demanda interpuesta por los trabajadores contra el decreto del presidente Calderón “actúen conforme a derecho, porque de hacerlo así se pronunciarán por la inconstitucionalidad del mismo”.

Esto es porque la semana pasada la SCJN anunció su determinación de revisar el amparo promovido por el SME, por lo que ahora el máximo tribunal del país tiene en sus manos la resolución final del conflicto. Por ello, los trabajadores manifestaron en la asamblea que una vez iniciado el ayuno no lo pararán hasta que resuelva la Suprema Corte.

La misma asamblea determinó que las comisiones de trabajo serán las encargadas de definir la fecha en que se colocarán de nueva cuenta campamentos en el Zócalo para albergar a los ayunantes. Asimismo, se solicitará el apoyo de servicios médicos para monitorear la salud de los participantes, y antes de empezar la huelga los trabajadores serán sometidos a diversos análisis, a fin de determinar quiénes están en condiciones físicas de llevar a cabo esta “protesta extrema”.

Al respecto, Esparza comentó que ante la cerrazón del gobierno por darle una salida negociada al conflicto y el hecho de que ha violentado todos los derechos laborales y humanos de los electricistas, así como la decisión de reprimir, golpear y encarcelar a quienes protestan porque quieren ser reinstalados, es que se decidió esta forma de protesta.

A la par de la decisión de este ayuno masivo, los agremiados acordaron otras acciones, por lo que volverán a tomar las calles, y se realizarán caravanas de trabajadores y miembros de organizaciones sociales que vendrán de otras ciudades del país al DF y participarán en la gran movilización del primero de mayo, entre otras.