Diputados intentan puente Calderón-SME
Piden al gobierno flexibilizar su posición

La comisión especial de intermediación entre el gobierno federal y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) convocó a una nueva reunión, esta tarde, entre la representación laboral y el gobierno federal, con objeto de intentar un puente de diálogo.

Diputados de PRD y PT exigieron a la administración de Felipe Calderón no actuar como parte en el conflicto; flexibilizar su actitud ante un problema originado por el decreto de extinción de Luz y Fuerza, y atender las exigencias que mantienen a 62 electricistas en huelga de hambre.

El acuerdo votado por el grupo resalta que los trabajadores y el subsecretario de Gobernación, Roberto Gil, serán recibidos a las 17 horas en los salones de trabajo Los Cristales en la Cámara de Diputados. En el último encuentro previo, Gil sostuvo que Gobernación sólo negociaría con aquellos trabajadores que habían “cooperado”, esto es, sólo con quienes aceptaron su liquidación.

Durante la reunión para acordar los términos de la reunión de hoy, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Porfirio Muñoz Ledo (PT), sostuvo que los diputados deben solicitar a la administración federal del PAN actuar “como gobierno y no como parte, de encontrar una solución a un grave problema social, apegada a la ley y a la Constitución”.


El ayuno, “escándalo mundial”

Muñoz Ledo resaltó la urgencia de lograr una salida al problema, “porque hay una huelga de hambre de por medio, porque este escándalo es mundial, y la situación del país es muy grave”.

El coordinador del grupo de trabajo, Amador Monroy (PRI), consideró que los legisladores sólo pueden acercar a los trabajadores y al gobierno, pero no intervenir, porque el alcance de la comisión no le permite siquiera hacer recomendaciones.

En contraste, el dirigente de los telefonistas y diputado del PRD, Francisco Hernández Juárez, consideró que la Cámara sí puede, mediante el grupo de trabajo, presentar un pronunciamiento respecto de la división de poderes, sin dejar de lado la responsablidad que tienen como legisladores.