Es inconveniente para la CFE tener al SME, asegura funcionario
No son necesarios nuevos trabajadores, afirma Laris Alanís

A la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no le conviene tener el mismo sindicato que trabajaba en Luz y Fuerza del Centro (LFC), cuya extinción ya es definitiva de acuerdo con al Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), sostuvo Eugenio Laris Alanís, director de Proyectos de Inversión Financiada de la paraestatal.

En su participación en la 19 Conferencia Anual de Energía en América Latina, organizada por el Instituto de las Américas, y ante representantes de empresas del sector, el funcionario recordó que en octubre pasado el presidente Felipe Calderón decretó la extinción de LFC, que empleaba a 44 mil trabajadores.

Explicó que tras la extinción, aún hay empleados que “están luchando por restablecer su contrato, pero la Corte ya dijo que la extinción es definitiva”. Ahora, dijo, “buscan que su contrato se sustituya con el nuevo patrón que es la CFE, pero a ésta no le conviene tener el mismo sindicato”.

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) está en espera de la resolución de un juicio de amparo que promovió ante la SCJN por el decreto de extinción de LFC.

Este día, Laris Alanís aseguró que la CFE “ha podido garantizar el servicio, aunque con problemas, por lo viejo de las instalaciones, las cuales serán sustituidas y eso se llevará un año”. Agregó que ahora los nuevos clientes son conectados de manera rápida.

Ahí, el embajador Jeffrey Davidow, presidente del Instituto de las Américas, leyó la pregunta de un participante en la conferencia en la que cuestionó si había otras “vacas sagradas”, como el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) que pudieran ser “tocadas por el gobierno”.

A ello, el funcionario de CFE respondió que el SUTERM “ha tenido líderes comprometidos con la empresa, que buscan el bienestar de ella, y es una defensa, en el buen sentido, de los trabajadores, procurando que la empresa opere bien”.

Asentó que el contrato con este sindicato define el número de trabajadores de confianza y de base, “los líderes están conscientes de que no son necesarios nuevos trabajadores”.

En su intervención, Luis Alanís sostuvo que la demanda de energía bajó en estos meses debido a la crisis financiera. “La economía está creciendo de nuevo y la demanda es de más de 1.8 por ciento, la demanda estimada es de 4.3 por ciento anual, y esto se resuelve con inversión privada y pública”.

Explicó que para elevar la generación de energía eléctrica hay proyectos en construcción, como la presa hidroeléctrica en la Yesca, Jalisco, y las plantas eólicas.

Además, dijo, se debe reiniciar el programa de centrales nucleares, lo cual en un futuro será parte de la estrategia de la CFE.

Indicó que se desperdicia mucha energía, “se usa mucha innecesariamente, el consumo de energía per cápita es muy alto innecesariamente, y se busca un esquema con el que la población participe en ahorro”.