Extinción de LFC ha costado 15,315 MDP

La decisión del presidente Felipe Calderón de extinguir la empresa Luz y Fuerza del Centro (LFC) ha costado al gobierno federal –hasta el 31 de diciembre de 2009-- 15 mil 315 millones de pesos, reveló hoy el subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Dionisio Pérez Jácome.

Pérez Jácome compareció hoy ante legisladores de la tercera Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, donde aclaró que el costo total podría incrementarse en 5 mil 800 millones de pesos, que es el presupuesto destinado para cubrir el resto de las liquidaciones en este año.

Asimismo, reiteró que la extinción de LFC no implica la privatización del sector energético.

El subsecretario explicó que del total erogado hasta el 31 de diciembre del año pasado, 15 mil 155 millones de pesos se destinaron al pago de las liquidaciones de 28 mil 190 empleados de Luz y Fuerza. El resto, a otros gastos vinculados con la extinción (instalaciones de equipos en centros de pagos, personal de atención capacitado, integración, digitalización, administración y control de documentos, entre otros).

Descartó que el costo de la liquidación de LF haya afectado a las finanzas federales, ya que los recursos provinieron de los ahorros por transferencias menores a la entidad derivados de su extinción.

Pérez Jácome recordó que Luz y Fuerza del Centro arrastraba un “oneroso” pasivo laboral superior a 240 mil millones de pesos –hasta el 31 de diciembre de 2008--, por lo que era ya insostenible.

Por si fuera poco, el subsecretario de Hacienda agregó que, a través del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, LFC continúa cubriendo diversos rubros, dentro de los que destacan pagos y jubilaciones, obligaciones con proveedores, seguros de bienes patrimoniales y los gastos por mantenimiento del inmueble.

Frente a diputados y senadores de la tercera Comisión, Pérez Jácome insistió que la decisión del presidente Calderón no significa que el sector será privatizado, como ha denunciado el Sindicato Mexicano de Electricistas.

Dijo que la medida se tomó debido a que Luz y Fuerza no logró se autosuficiente, pese al esfuerzo del gobierno federal.

Sin embargo, consideró que la extinción de la empresa traerá importantes beneficios para el país, pues además, de que los recursos que antes se destinaban a LFC, ahora se canalizarán a prioridades sociales; además, de que mejorar el servicio eléctrico y ello detonará el empleo.

Mientras transcurría la comparecencia de Pérez Jácome en el Senado de la República, cientos de policías federales hicieron una valla humana en las calles de Donceles y Eje Central, mientras que otro contingente bloqueó la calle de Allende para evitar manifestaciones y protestas de los electricistas.