Por “responsabilidad”, la extinción de Luz y Fuerza, dice Lozano en Ginebra
El funcionario, abucheado en la ciudad suiza: Martín Esparza

El secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, señaló ayer en el pleno de la 99 conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que se celebra en Ginebra, Suiza, que el año pasado el gobierno de México “se vio obligado” a emprender “acciones amargas: la extinción de un organismo altamente costoso e ineficiente en la prestación del servicio público de energía eléctrica (Luz y Fuerza del Centro) y el establecimiento de nuevas contribuciones para la sociedad”.

En ambos casos “se actuó con profundo sentido de responsabilidad y congruencia. Era menester generar ingresos y ahorros para que, sin incurrir en un déficit público peligroso o inmanejable, se pudiese hacer frente a un gasto social creciente”.

El líder del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza –quien también se encuentra en Ginebra–, informó vía telefónica que durante su participación el funcionario recibió muestras de descontento y “abucheos” de organizaciones sindicales, como la Federación Internacional de Trabajadores de la Industria Metalúrgica, la cual ha mantenido el apoyo en diversos órdenes al líder minero Napoleón Gómez Urrutia.

Esparza afirmó que la representación del SME manifestó consignas contra el secretario durante la participación de éste ante la OIT, por lo que incluso miembros de seguridad los quisieron sacar, pero como recibieron el apoyo solidario de varias organizaciones sindicales, entre ellas las venezolanas, no tuvieron que abandonar el recinto.

El SME tendrá una participación en este pleno mañana miércoles, en la cual expondrá “toda la serie de irregularidades y violaciones constitucionales, legales y laborales que cometió el gobierno de Felipe Calderón contra los trabajadores electricistas”.

De igual manera, tendrán una reunión con la Comisión de Libertad Sindical, en la cual se abordará la queja que interpuso el SME contra el gobierno de Calderón en noviembre pasado por violación al convenio 87 de la OIT.

“Hemos sabido que funcionarios del gobierno han cabildeado para que (el organismo internacional) no acepte esta queja”, abundó.

El secretario del Trabajo participó en la discusión sobre el Informe del director general de la Oficina Internacional del Trabajo de la OIT, titulado: Recuperación y crecimiento bajo el signo del trabajo decente.

Expresó que la creación de fuentes de empleo en la economía formal tiene que ser una meta “del Estado en su conjunto, y no sólo de los gobiernos”. Apuntó que países como México “fuimos ajenos a las causas de la crisis económica internacional y, sin embargo, pagamos caro las consecuencias”.

Con todo, más temprano de lo pronosticado por muchos, en México se retomó el crecimiento económico y la generación de empleo mediante acciones como el “diálogo social maduro y fructífero entre los factores de la producción y con nuestro gobierno”, aseguró.

Gracias a ese diálogo, apuntó, en 2009 hubo el menor número de huelgas en la historia moderna de México, y “en días pasados fue superado un largo paro de labores que afectaba la principal y emblemática mina de cobre en nuestro país, Cananea. Ese paro obedeció a motivos que iban más allá de lo estrictamente laboral. Afortunadamente tal episodio ha quedado atrás, pues se han agotado las instancias legales”.