Pretenden agitadores profesionales ‘incendiar’ Cananea: Córdova Bon
La Incapacidad del gobierno federal para convocar al diálogo, la presencia de agitadores profesionales en el mineral y el desdén de Grupo México, pueden llevar a Cananea al caos y la confrontación, advierte el diputado cananeense, Daniel Córdova Bon.

Por Fernando Gutiérrez R. / Dossier Politico
Dia de publicación: 2010-06-16

Hermosillo.-Al criticar la presencia en Cananea de personajes políticos que le apuestan a la violencia e incitan a trabajadores mineros a radicalizar posturas y la confrontación, el diputado Daniel Córdova Bon, consideró lamentable la actitud de Grupo México, al oponerse a formar parte de una mesa de negociación que lleve a una salida pacífica al conflicto social que vive el mineral.

El legislador por Cananea consideró que la incapacidad del Gobierno Federal para propiciar una negociación entre sindicato y empresa ha quedado de manifiesto cuando el llamado de la Secretaría de Gobernación para dialogar fue desdeñado por el consorcio minero.

“Veo una polarización de posturas muy fuerte entre ambas partes (sindicato y Grupo México), no veo tolerancia de parte de los dos. De la Secretaría de Gobernación se dijo que había una acuerdo con la empresa para abrir una mesa de diálogo, pero a principios de esta semana Grupo México difunde un comunicado donde descarta el diálogo, argumentando que ya pasaron esos tiempos”, fustigó.

El también presidente en turno del Congreso del Estado insistió en que la salida al conflicto de Cananea que asumió el Gobierno, a través de la Secretaria del Trabajo, evidenció que se “cargó a favor de una de las partes…Ya está dado el golpe, lo que le queda ahorita -para salvar lo que han hecho- es motivar y ser un poco más flexibles en torno a la construcción de una mesa de negociación de entre las partes”, dijo.

Por otro lado, lamentó que en los últimos días estén arribando a Cananea agitadores profesionales y personajes que le apuestan a la violencia como estrategia política para llevar al mineral al borde del caos y la desesperación.

“Esto no le abona nada bueno a la solución al problema político y social de Cananea. Hay que entender que son mil cien mineros, pero tenemos 35 mil habitantes en Cananea inocentes que están desesperados, que no tienen que ver con el conflicto laboral y están fuera de lo que es Grupo México”, afirmó el parlamentario del Partido Nueva Alianza.