Empresas privadas en México recibieron 505 contratos entre octubre de 2009 y marzo último para suplir los servicios eléctricos de la paraestatal Luz y Fuerza del Centro (LyFC) cerrada por el gobierno, releva un documento oficial.

El recurso 3443/10 del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) indica que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) realizó las contrataciones, cuyo valor supera los mil millones de pesos (casi 78,6 millones de dólares estadounidenses).

Estas revelaciones ofrecen indicios coincidentes con los planteamientos del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), que asoció el cierre de LyFC a un proceso de privatización del sector eléctrico nacional.

En comparecencia ante la comisionada ponente del recurso 3443/10, María Elena Pérez-Jaén, funcionarios de la CFE afirmaron que todas las contrataciones son trimestrales y se asignan de manera directa, ante la "emergencia" de brindar el servicio.

A fines de octubre de 2009, mediante decreto presidencial se decidió el cierre de LyFC bajo el argumento de elevadas pérdidas financieras y tecnológicas.

Desde entonces la CFE pasó a operar las instalaciones de la desaparecida entidad, pues según el Ejecutivo la Comisión era capaz de asumir el trabajo.

De acuerdo con un reporte del diario La Jornada, ejecutivos de la CFE sustentaron ante Pérez-Jaén que la entrega de contratos a privados, sin licitación de por medio, se sustenta en lo estipulado.

El respaldo legal tiene sus bases en los lineamientos emitidos por la Secretaría de la Función Pública en octubre último, los cuales otorgaron a la CFE facultades para contratar de manera expedita, dijeron los directivos.

Según lo declarado en tres audiencias ante la comisionada del IFAI, en el área de generación de la CFE realizaron ocho contratos por cinco millones 100 mil pesos (casi 401 mil dólares).

En la subdirección de distribución, sólo entre octubre y diciembre de 2009, fueron avalados 251 contratos por 341 millones 519 mil 280 pesos (más de 26,8 millones de dólares).

Además, de enero a marzo pasado firmaron otros 217 negocios, cuyo importe ascendió a 562 millones 333 mil 16 pesos (alrededor de 44,2 millones de dólares).

Por su parte la subdirección de transmisión pactó, de octubre a diciembre de 2009, un total de 26 contratos y otros tres durante este año por 86 millones 491 mil 929 pesos (unos siete millones de dólares y 214 mil 833 euros).

Mientras tanto, el conflicto entre el SME y el Ejecutivo continúa sin solución pese a la apertura de una mesa de diálogo, miles de ex trabajadores de la extinta LyFC reclaman empleo.