A pesar del acoso, logran aumentos los mineros

Patricia Muñoz Ríos
9 de agosto de 2010, p. 11

“Lo que ocurre en México es algo muy grave. La agresión gubernamental y patronal contra los sindicatos y los grupos populares es cotidiana”, señaló el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Napoleón Gómez Urrutia, quien sostuvo que ante ello esta organización y el Sindicato Mexicano de Electricistas se han aliado formalmente en la misma y común lucha por la libertad y la autonomía sindicales.

En un mensaje que envió al 42 congreso de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte, solicitó a esta organización que se apruebe un acuerdo de solidaridad y apoyo pleno a los mineros y electricistas mexicanos en lucha por su dignidad, la autonomía y la libertad de sus organismos gremiales, así como la de otros sindicatos en esta misma lucha.

“Su apoyo será de mucho valor para todos nosotros en la coyuntura de agresiones que desde el gobierno nos están lanzando quienes quieren, inútilmente, regresar a la esclavitud”, planteó.

Sostuvo que se quiere desaparecer al sindicalismo independiente y democrático, o someterlo. “Nos quieren poner de rodillas para que les pidamos el permiso de existir como organización sindical. Nos acusan de delitos que –ya está plenamente probado en tribunales– no cometimos. Nuestras huelgas las declaran ilegales y pretenden desaparecer las relaciones de trabajo para poner sindicatos blancos y de protección. Nos persiguen judicialmente”. Esta es la política laboral de un régimen de ultraderecha, dijo.

Por otra parte, el sindicato minero informó que a pesar de esta persecución, en cuatro secciones obtuvo aumentos salariales que promediaron 11 por ciento global, desglosado en 8 por ciento de incremento salarial y 3 por ciento en prestaciones.

Detalló que la sección 245, de Velardeña, Durango, obtuvo en su revisión contractual con Minera Labri, que produce oro y plata, aumento de 8 por ciento directo al salario y 5.5 en diversas prestaciones; en tanto, en la 290 de Tamós, Veracruz, se revisaron salarios con Minera Autlán y se alcanzó 8 por ciento al salario más 3.5 en prestaciones.

En la sección 45 la revisión se hizo con la empresa Minas de Basís, en el municipio de Otaez, Durango, y el aumento llegó a 8 por ciento más 10 por ciento al seguro de vida. Mientras, la revisión salarial de la sección 8 de Tayoltita, Durango, con Minas de San Luis, también obtuvo un aumento salarial de 8 por ciento y 2 por ciento en prestaciones.